Las arquetas se localizan en lugares donde la red de saneamiento se encuentra más baja que la red general de alcantarillado, por lo que es necesario su impulso hacia dicha red.

Con el paso del tiempo estas arquetas se obstruyen con desechos, provocando malos olores e incluso filtraciones a través de paredes y suelos. 

Para evitar problemas, nos encargamos de la limpieza, del mantenimiento y del desatasco, si lo hubiera.

Más información 


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted